Abriendo senderos, dejando caminos: Una atisbo de autogestión entre el punk de Bogotá y Medellín

Posted on Actualizado enn

   10984945_822498287824804_1842691398_n

Consignas referentes a la autogestión como ética y práctica de vida son bastante recurrentes en las líricas y discursos de muchas bandas de punk y sus derivados a lo largo y ancho del planeta casi desde su misma irrupción en la historia a partir de la década de los 70’s del siglo XX. No obstante, a pesar de su reiterativa permanencia en el tiempo lo cierto es que al menos para el caso de la “escena”[1] punk de Bogotá la autogestión como realidad palpable se encuentra en un precipitado declive fragmentando aún más su ya paupérrima condición de marginalidad. En efecto, al realizar una mirada retrospectiva que no supera más de una década es posible evidenciar la constante disminución de conciertos, colectivos, producciones, etc, que lleven consigo el sello de la autogestión, por ende, lo que prevalece en este ámbito son iniciativas espontaneas que no logran generar continuidad -y salvo excepciones, pensadas más como farras que como cualquier otra cosa- , o , espacios de un carácter más amplio y quizás masivo pero con el fantasma/patrocinio de instancias gubernamentales como lo son las alcaldías quienes bajo la demagogia del fomento a la juventud – por ejemplo – cooptan los procesos a sus toldas, o por lo menos, les restringen a lo “políticamente correcto” ,despojando al punk en este caso, del carácter rebelde y contestatario que supuestamente le es inherente.

Es precisamente en este marmed07co que surgió la propuesta “abriendo senderos, dejando caminos” como una apuesta por crear espacios autogestionados que articulasen las propuestas de bandas punk con inquietudes afines que por las mismas condiciones anotadas en el párrafo anterior no han tenido la oportunidad de hacerlo con suficiencia por fuera de la ciudad de Bogotá. De forma curiosa, es de anotar que la idea surgió de improvisto en un concierto – no recordamos cual – en el que nuestra vieja amiga Diana Palacios nos convocó a varias bandas para discutir sobre algunas vagas ideas que teníamos en común pero que desconocíamos completamente.

No pasó mucho tiempo a partir de esa noche cuando comenzamos a entablar un dialogo virtual con un puñado de bandas sobre nuestros intereses y aspiraciones en relación a la propuesta. El ¿por qué? Y el ¿cómo? Fueron las primeras preguntas que debimos resolver colectivamente convergiendo mayoritariamente en la necesidad de forjar de manera autogestionada los escenarios propicios para explayar nuestros acordes de inconformidamed05d. Con el trasegar de las discusiones se fue cristalizando lo que sería el primer experimento de esta iniciativa proyectando un minitour de tres días en el que las bandas se presentarían en La Ceja, Medellín y Manizales de forma consecutiva. No obstante, las dificultades que trae consigo organizar algo de tal envergadura, la falta de compromiso real por parte de algunos y varios aplazamientos por razones logísticas hicieron que finalmente tuviéramos que enfocarnos únicamente de la presentación en la ciudad de Medellín además con un número bastante mermado de bandas de Bogotá del que se había presupuestado inicialmente.

Para concretar el concierto hubo que desplegar varios esfuerzos coordinados entre la ciudad de Bogotá y Medellín, así pues, en la capital del país bajo el impulso de Daniel “Vejete” se cotizaba un bus lo más económico y cómodo posible a la vez que se recogía una cuota de dinero por cada integrante de las bandas de la ciudad que además de cubrir e transporte, abonaba la mitad de los gastos por los conceptos de sonido y el lugar que se había apartado para el evento gracias a la colaboración de los compañeros de O.D.I.O y Terror Nuclear en Medellín, el resto del dinero faltante se recaudaría con las entradas al recital.

Sería el Viernes 9 de Enero el día escogido para partir med02rumbo a tierras antioqueñas, cuestión que por poco fracasa ya que el bus que nos iba llevar inicialmente a última hora como se dice coloquialmente “nos saco el culo” y hubo que mover cielo y tierra para encontrar otro que faltando pocas horas para salir estuviese dispuesto a hacerlo sin implicar mayores contravenciones a nuestro ya limitado presupuesto. Superado el impase, arrancamos desde la iglesia de Lourdes -lugar escogido para nuestro encuentro- un poco antes de las 11 de la noche cargados de mucha expectativa y alegría al ver como poco a poco se hacia más real aquella idea por la que tanto nos habíamos esforzado y desvelado durante los meses anteriores. Después de alrededor 9 horas de viaje en medio de un ambiente de fraternidad y diversión amenizado con algunos excesos etílicos llegamos a la casa de Chaza (vocalista de O.D.I.O) quien nos recibió en Medellín con los brazos abiertos haciéndonos sentir plenamente a gusto, tal cual como lo hicieron las demás personas con las que compartimos durante aquel ajetreado fin de semana.

 La primera tarea a realizar fue preparar un desayuno colectivo para recargar las energías que se nos habían agotado en medio del viaje y la partusa, posteriormente, una cálida ducha y estaríamos listos para salir a caminar por las inclinadas calles de la capital de Antioquia. Así pues, nos embarcamos a recorrer las calles del centro de Medellín con sus fuertes contraste arquitectónicos y una acelerada vida comercial en compañía de un fuertisímo sol que nada tenía que envidiarle al que se asoma en las costas colombianas, minutos después, el grupo de caminantes inicial se dividió en dos: quienes se fueron para el reconocido parque de los periodistas (con un ambiente muy similar a su homónimo en Bogotá) a degustar un trancado vodka que habíamos comprado previamente y quienes nos fuimos a ver la ciudad desde uno de sus referentes más populares: el metro. Efectivamente, comenzamos el recorrido abordando un tren en la estación de “San Antonio” el cual nos llevo hasta la de “San Javier” para realizar el transbordo al metro cable con destino a la estación de “La Aurora”. Es de anotar que en todo este trayecto es posible atestiguar todos los contraste existente entre la Medellín que busca ser vendida en los grandes medios de comunicación como ciudad insigne del emprendimiento con un alto desarrollo tecnológico que se traduce en una ciudad securitizada y atestada de equipos de vigilancia como lo son las cámaras, y la otra ciudad: paria y marginal; concentrada en las periferias en condiciones de acentuada pobreza, que paradójicamente de forma morbosa, resulta siendo un atractivo más para los turistas que realizan el recorrido por encima de algunas de las comunas para quienes resulta bastante “exótico” la condicion es de existencia de quienes viven sobre las montañas en ranchitos construidos de manera empírica en latas y/o madera roída.

med01Luego de este choque con la realidad que inevitablemente le arruga el corazón a quien aún conserve algo de empatía con sus congéneres decidimos emprender camino a casa en un trayecto caracterizado por el silencio que nos embargó en medio de múltiples reflexiones que circulaban por nuestras cabezas a raíz de lo que nuestros ojos habían presenciado tan sólo unos minutos antes. Cuando arribamos a nuestro destino, rápidamente hicimos una “vaca” para comprar lo necesario para preparar la comida para este día y el siguiente, de esta manera, en tan sólo un rato ya nos encontrábamos cocinado una pasta en cantidades industriales que nos prepararía el estomago para lo que vendría después. En efecto, bajo la luz de esa noche y el calor que solo da la sincera camaradería poco a poco fueron apareciendo varios cervezones que eran acompañados con el vodka que habíamos comprado en horas de la tarde y del cual pervivía más de la mitad, así, transcurrió el tiempo y en su transcurso fueron llegando otras personas a la casa que como leña al fuego avivaron las entretenidas y fructíferas charlas que se habían abierto paso en medio de los tragos. Hacia alrededor de las cuatro de la mañana, quien escribe estas líneas decidió ir a descansar , no por estragos del alcohol (los cuales nunca se hicieron presentes), sino por el agotamiento físico inherente a la falta de sueño y el ritmo de las jornadas precedentes.

A eso de las siete de la mañana nos encontrábamos de pie nuevamente alistándonos para todo lo que nos esperaría por delante. Pasado el medio día, salimos de casa rumbo al lugar del evento, que a nuestra hora de llegada, ya contaba con la presencia de algunas personas que merodeaban por el lugar, mientras todo comenzaba, algunos aprovechamos para conseguir un lugar donde almorzar lo cual fue una sabia decisión porque pasarían muchas horas antes de volver a probar bocado. Después de la comilona que conseguimos a tan sólo un par de cuadras retornamos al lugar del evento y ¡oh sorpresa! El concierto ya había iniciado.

med03En tarima se encontraba desplegando su show Herida de Guerra quienes hicieron parte del combo de las bandas anfitrionas. Su propuesta nos dio una grata bienvenida ya que mostró un muy buen nivel técnico a la hora de enfrentarse con los instrumentos, y además, una coherente convergencia de los sonidos del punk Español y Norteamericano de las décadas de los 80’s y 90’s matizadas con un repertorio lírico que abarcó experiencias cotidianas y temáticas sociales. Mientras se presentaba esta agrupación sucedió lo único que nubló jornada: una chica que se encontraba disfrutando del evento pasó rápidamente a otro estado mental (lo que comúnmente se conoce como “cruce”) producto de algo frente a lo cual no preferimos no especular y que término en un espectáculo en medio del recital que incluyó masturbación y orinada pública que contó con la indiferencia consensuada de la mayoría de quienes nos encontrábamos allí reproduciendo las mismas lógicas que criticamos del capitalismo. Afortunadamente, no fueron todos quienes se asumieron en esta actitud y en una acción efectiva algunos entablaron dialogo con la muchacha para saber de su estado, le brindaron un vaso de agua, y le colaboraron con su retiro del lugar ya que difícilmente podía dar cuenta de si.

Posterior a este suceso, subió a la tarima Terror Nuclear con una brutal descarga musical no apta para oídos sensibles caracterizada por la fuerza y la velocidad no sólo con la complicidad con la que se compaginan cada uno de lo instrumentos, sino además, por el oportuno acompañamiento que hace su vocalista canción tras canción convirtiendo sus líricas en verdaderos gritos de inconformidad en un mundo tan perverso como en el que vivimos actualmente. Después de esta presentación el turno fue para Sangre Obrera quienes demostraron porque son un referente indiscutible del hardcorepunk ligado al anarquismo en la ciudad patentando en sus discursos y letras una abierta carta de invitación a la rebeldía y la insumisión sazonadas con una compacta propuesta musical que sólo es posible a través de años de sincera convicción y empeño por lo que se hace. Finalmente, para terminar la primera tanda de bandas locales subió a la tarima los compañeros de O.D.I.O quienes prefirieron priorizar para su presentación la muestra de nuevos temas que harán parte de su próxima producción musical que ya se encuentra siendo grabada en estudio, por lo que pudimos apreciar, se nota una mayor elaboración en el plano técnico de cada una de las canciones y la exploración de otras perspectivas como por ejemplo sucede al integrar elementos beatdown en su propuesta sonora, por lo demás, podemos decir que su apuesta cargada de pasión y fuego como ellos mismos definen sigue siendo el nodo que articula el inconformismo que recorre las venas de cada uno de sus integrantes que encuentran en la música un canal comunicativo para dejarle en claro a la autoridad que tarde o temprano tendrá que desaparecer.

med06Con esta gran antesala se dio paso para la presentación de las bandas de la ciudad de Bogotá. Arrancó la tanda la banda Ruta Disolvente quienes ofrecieron su primera presentación en público en este evento, mostrando un sonido en el que converge la onda clásica del punk ibérico junto con algunos ribetes del ska. En seguida el turno en la tarima fue para nosotros – AxDxN -, en este punto preferimos hablar del comportamiento del público más que de nosotros mismos para evitar prepotencias, en ese sentido, podemos decir que fue bastante caluroso el recibimiento de la gente en Medellín con unos pogos dignos de pasar a la posteridad, y además, una receptiva actitud frente a nuestro mensaje político anticapitalista. Cerraría la tanda “rola” Des-gobierno quienes presentarían un recorrido por toda su producción musical en la que se puede constatar el resultado de varios años en la escena apostándole a lo que se quiere hacer omitiendo los influjos de las modas pasajeras, vale resaltar, la versión que realizaron de la “mala reputación” escrita por George Brassens que sin lugar a dudas representa toda una filosofía de vida y puso – por lo menos a quien escribe estas líneas – a gozar de principio a fin la mencionada canción.

A estas alturas ya la noche hacia de la suyas y sólo faltaban dos bandas locales más por presentarse. Una de ellas era de la más esperadas por el público asistente, nos referimos a Fechoria y al ver su presentación entendimos claramente porque: una puesta bastante nítida con una interesante ejecución de los instrumentos cargada de mucha fuerza y carisma que puso a bailar a todo el recinto mientras algunos coreaban sus temas más representativos que hablan de esas cosas que matizan la cotidianidad de una persona promedio en un país como Colombia. Finalmente, el concierto fue cerrado por una agrupación que versiona temas de la legendaria banda Klamydia la cual no pudimos ver por encontrarnos gestionando la respectiva hidratación étilica que para ese momento ya era justa y necesaria, no obstante, según algunos comentarios de asistentes el cierre programado para el evento cumplió con la expectativa y dejo al público más que satisfecho. Así, se iba cerrando nuestro paso por la capital antioqueña no si antes realizar la respectiva despedida con un parradón dificil de olvidar en la casa de nuestro anfitrión en el que compartimos anécdotas, risas y mucha fraternidad al son del punk, el crust ¡y hasta la salsa!.

med04¿Qué queda después de todo esto?, en primer lugar, una muestra clara y concreta de que la autogestión es un camino posible para quienes le apostamos a la independencia de lo que hacemos y no estamos en la disposición de hipotecar nuestros principios y apuestas tanto músicales como políticas a los mercanchifles de turno o alguna “humana” alcaldía, no obstante, es igualmente necesario dejar en claro que no es una opción fácil y requiere de compromiso y organización de parte de cada una de las personas involucradas. En segunda medida quisiéramos resaltar la importancia de hacer las cosas con dedicación y entrega como perspectiva de trabajo colectivo ya que además de viabilizar lo propuesto genera lazos de unidad y fraternidad como afortunadamente pudimos constatar con esta experiencia, las afinidades que se gestaron al calor de la complicidad en la ciudad de Medellín difícilmente pasaran al baúl del olvido. Finalmente, queremos agradecer a todas las personas que de alguna u otra manera compartieron con nosotros, a los diversos procesos como Mentes en disturbio (¡chimba de propuesta!) por la valentía de producir audiovisual desde la autogestión y desde nuestras propias realidades, también, saludamos al equipo del periódico el aguijón quienes con perseverancia han venido demostrando que la prensa anarquista no es solo posible sino que necesaria. Al parche de creación libertaria por estimular la conspiración contra todo lo que nos oprime mediante sus trabajos, a todas las bandas de Medellín que nos dejaron para bien azarados con el nivel tan áspero que tienen, a los anfitriones que no hacen falta nombrarles pero que saben que son una “monstruosidad”, y claro esta, al parche de Bogotá que creyó en esta iniciativa y se dejo corromper por el espíritu de hacer las cosas con nuestras propias manos, como debe ser. Hasta una próxima.med08

 Crónica Realizada por lxs compañerxs de la Banda [AxDxN]

[1]    Utilizamos las comillas para significar lo dudoso que en este caso resulta emplear este concepto puesto que a nuestro juicio nos encontramos lejos de tener un circuito fuerte y cohesionado tejido con códigos y prácticas comunes que permitan asignarle este mote. En este caso, lo utilizamos demanera genérica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s