NADA SE HA PERDIDO QUEDA TODO POR GANAR

Posted on Actualizado enn

“Que el mundo va a cambiar, nos dicen…
que cuando votemos, nos escucharán.
Si en cambio no votáis, nos dicen…
los del otro lado nos aplastarán,
y así se quedarán, nos dicen,
con las manos libres para hacer su plan.

Malditas elecciones, decimos,
si la voz rebelde se domesticó.
Malditas elecciones, decimos,
quieren el gobierno,
y nosotros no…”

-Chicho Sánchez Ferlosio-

Peñalisa

Malditas elecciones decimos al ver el panorama en que nos quieren enmarcar, malditas elecciones porque sabemos que gobierne quien gobierne el pueblo siempre pierde. Malditas elecciones que se roban el tiempo y espíritu de lucha de muchas de nuestras compañeras, de nuestras vecinas y amigas. Una vez más nos encontramos con el panorama gris y desolador de las elecciones, este ritual de cada 2 años que nos lleva a reflexionar una y otra vez sobre la poca efectividad de la disputa parlamentaria.

Los grandes medios excitados por la disputa electoral nos muestran un cuadro político cada vez más complicado, que no es diferente a lo que estamos acostumbrados a vivir pues vemos como nivel nacional se han posicionado los mismos clanes políticos de siempre que actualmente representan la Unidad Nacional gracias al discurso de la PAZ, estos grupos como el partido “Cambio Radical”: otrora, partido uribista y ahora como es bien sabido controlado por el Vicepresidente Germán Vargas Lleras, consagrado “enemigo” de Álvaro Uribe Vélez; Partido compuesto por “Delfines” hijos de políticos de antaño, acostumbrados a la politiquería y al clientelismo, que buscan el poder en todas sus formas por lo que no tienen miedo ni vergüenza de dar aval a candidatos expresamente sindicados de corrupción y cercanos a sectores paramilitares como la próxima gobernadora de La Guajira, Oneida Pinto, electa con un poco más del 65% de los votos, comprobando así que este territorio sigue siendo un bastión del Paramilitarismo, en cabeza del exgobernador, Kiko Gómez.

A su vez nos encontramos el repunte del partido Liberal que sigue en manos de los caciques de siempre que saben mover sus maquinarias a la hora del circo electoral, garantizando el poder local en varias gobernaciones y alcaldías en muchos casos en alianzas con partidos que también componen unidad nacional y en algunos casos con “la oposición”, es decir, con el centro democrático, marcando el talante pragmático de estas elecciones a nivel nacional.

En definitiva a nivel nacional se remarca el poderío de todos los partidos de Unidad Nacional desplazando en algunos territorios el poder que se creía podría llegar a tener el proyecto de Extrema Derecha de Álvaro Uribe Vélez y sus camarillas. Pero esto no nos puede llegar a confundir, ya que la proyección en parte del Centro Democrático es recuperar el poder a nivel local, con los concejos, asambleas y alcaldías municipales para poder enfrentar desde las regiones el posible escenario de posacuerdo, que marcará un nuevo recrudecimiento de la avanzada Paramilitar en el país. A su vez marcando el poderío del proyecto Paramilitar en los departamentos del Norte de Colombia, y conservando sus principales territorios en la costa, se encuentra el Partido “Opción Ciudadana”, que cada elección cambia de nombre pero no de personajes y maquinarias.

Es claro que la Socialdemocracia en cabeza del Polo Democrático Alternativo se vio afectada fuertemente a nivel nacional, gracias a sus disputas internas y a su afán de poner por encima del trabajo de base, la disputa por el poder. Se podría decir que su única ganancia es la Gobernación de Nariño, un baluarte histórico del POLO, que ha quedado en manos de un personaje que representa muy bien a un socialdemócrata con ansías de poder.

Finalmente nos encontramos con el segundo cargo burocrático más importante del País, como lo replican los medios, intentando desviar la importancia de las regiones en un conflicto como el colombiano que nos lleva a encontrarnos que el ganador por mucho es el eterno candidato Enrique Peñalosa, un personaje de las entrañas de la Derecha camuflado de “independiente”, que representa lo que todas desde hace varias generaciones estamos acostumbradas, una política diseñada por el clientelismo, la corrupción y la visión de ciudad capitalista que sirve simple y llanamente como lo diría Harvey, para la acumulación del Capital.

Peñalosa representa bien lo que un constructor piensa de la ciudad, es decir, grandes proyectos inmobiliarios que vendan el discurso de una ciudad funcional a la globalización y a los grandes capitales, que profundice cada vez más la segregación social, enfocando sus recursos en mejorar las condiciones en que circula el capital y la mano de obra barata, preocupado por la realización de la gran metrópoli a punta de concreto y bulldozers, al servicio de los grandes contribuyentes de su campaña, como la Ladrillera Santa Fé, la empresa de materiales de construcción Corona –que también tiene acciones en la Multinacional Chilena Sodimac–, y las grandes constructoras como los son Amarilo, Cusezar, Bolivar y Marval; Las cuales van a empezar a cobrarle al nuevo alcalde esos dineros para que les apruebe un POT enteramente a su favor, para obtener las mayores ganancias a costa de los millones de pobres que componen la Capital, ya que recordemos que sus grandes recursos los generan de la construcción de las llamadas VIS y VIP, Viviendas de Interés Social y Prioritario; Cabe resaltar acá, que como bien lo decíamos, el gran vencedor y que se va perfilando como Presidente para el 2018 –Germán Vargas Lleras- saca su mayor tajada en el sector de la construcción y la infraestructura que cogerá como conejillo de Indias a la capital.

Viendo este panorama y sabiendo lo que nos espera, seguimos convencidos firmemente que la lucha no se agudiza cada 4 años, ni que la disputa por los puestos del Poder sea un gran botín para el movimiento social. El actual descalabro de la Socialdemocracia nos hace evidenciar una vez más que la lucha es con las de abajo, sabiendo que estructuralmente no ha cambiado nada en estos 12 años de gobiernos de Izquierda, de ser así esto se abría traducido en capitalizar ese acumulado en votos que defendieran el más fuerte baluarte de la izquierda en el país, pero no fue así y esto lo único que nos demuestra es la ambigüedad que se da en estos espacios.

Bien es sabido que los últimos gobiernos en la capital no han significado un repunte significativo en la Beligerancia del movimiento social, sino al contrario ha significado un retroceso en las posturas más beligerantes que se podían encontrar en décadas pasadas, como las luchas por la vivienda y el movimiento estudiantil, por citar los más apaciguados.

Sabemos bien que el acto de relegar el poder transformador de las personas a través del voto, conlleva a que cuadros importantes del movimiento social descuiden su papel agitador en los barrios fortaleciendo los territorios como germen transformador hacia una nueva sociedad.

Es deprimente escuchar a sectores llamados de izquierda, asumir la misma noche de los resultados una actitud beligerante y contestataria, enfocando su discurso en “ahora si vamos a salir a las calles”, o “ es hora de luchar por lo que nos pertenece”, es acaso esta actitud de “luchar” una posición diferente a la que se debe asumir el resto del año, acaso dejamos de luchar porque la burguesía deja posicionar un gobierno diferente temporalmente, o será que realmente se tiene una lectura de que los cambios y la transformación que necesita esta sociedad viene desde arriba?

Es Igual de triste o peor ver como el Uribismo empieza a hacer lo que la socialdemocracia ha intentado hacer durante años, buscar la solidez de su partido en las bases y el control territorial para así hacerle frente al enemigo, que para ellos, actualmente se personaliza en las FARC y todas aquellas posturas a favor del Proceso de la Habana, pero que en el fondo, el Centro Democrático es enemigo de todas aquellas que nos asumimos contra el proyecto que busca profundizar el modelo Neoliberal a toda costa.

Como siempre las Anarquistas seguiremos insistiendo en que la lucha no es por el Poder, la lucha es día a día concientizando a la gente de a pie: en los barrios, veredas y universidades, seguiremos denunciando a las reformistas que impiden que la lucha sea transformadora y liberadora, y seguiremos reclamando por la organización de todas para hacerle frente al capitalismo, al patriarcado y a la explotación de las oprimidas. Porque sabemos que juntas, paso a paso vamos a llegar más lejos, luchando fraternalmente con todas aquellas que de manera horizontal y solidaria quieran construir un mundo nuevo, en el cual compartamos sin vicios autoritarios el camino de la libertad y la dignidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s