La liberación de la Madre Tierra, una milenaria lucha Anticapitalista

Minientrada Posted on Actualizado enn

imange

El tan mentado acuerdo sobre el Cambio Climático en la COP21 nos hace reflexionar sobre el acontecer de la lucha por el respeto hacia la Naturaleza contra las emisiones de Carbono de los países tanto industrializados como los llamados en “vía de Desarrollo”, reflexiones claro está, deben desembocar si realmente se quiere llegar a la medula del asunto, en asumir una postura anticapitalista como lo vienen haciendo comunidades indígenas y campesinas en el Cauca como parte del proceso de lo que han llamado la “liberación de la madre tierra”.

El acuerdo firmado el 12 de diciembre de 2015, entre palabras bonitas y frases rimbombantes se compromete a “realizar esfuerzos” para limitar el aumento de la temperatura global, por debajo de los 1.5°C, pero como es costumbre en estos tratados no se demarcó el camino para allanar esta ambiciosa meta. En consecuencia, el resultado en el cual era necesario lograr un acuerdo que incluyera las principales potencias como los Estados Unidos de América, se construyó un tratado que no tuviera implicaciones jurídicas es decir que no existirán sanciones para los países que incumplan estas metas. Por lo cual, se puede decir que estamos igual que antes que se firmara este “histórico acuerdo”.

Para concretar un pacto de esta magnitud hace falta, por supuesto, entre otras cosas, una voluntad política sobre el uso de energías renovables, además de la revisión sistemática de la emisión de carbono de todas las industrias y el cambio paulatino de energías no renovables a energías renovables. Pero más allá de esto, lo realmente significativo es un cambio sustancial en el modelo de producción, distribución y consumo que actualmente tiene el planeta lo que generaría resquemor y temor pues implica la transformación radical de las condiciones de existencia actuales trastocando los intereses de empresarios, políticos y banqueros, y hasta nuestras propias comodidades.

En ese sentido, desarrollar un cambio de estos se hace necesario mediante el análisis desde una perspectiva bastante crítica sobre el sistema capitalista y sus implicaciones en los territorios en los que nos desarrollamos, es decir nuestro contexto especifico latinoamericano, puesto que no hacemos mucho en pro de la lucha por el cambio climático, si nos quedamos parafraseando consignas venidas de contextos diferentes, mostrando videos sobre los grandes campos eólicos en Europa, o fotos que muestran la angustia de los osos polares frente al deshielo de los glaciares, ni mucho menos adoptando practicas con las que perfectamente el capital puede convivir.

Enfrentarse a las injusticias globales implica entonces enfrentarse a las comodidades que el mismo sistema capitalista genera en nuestras vidas, a partir de los beneficios que ha conllevado para el ser humano el desarrollo del actual sistema de producción y consumo desaforado. Por ello, para llevar a cabo una lucha constante frente al modelo extractivista en el cual estamos inmersos, hemos de ver las diferentes luchas que desde nuestros ancestros se han forjado en nuestros territorios. Como lo es el proceso de Liberación de la madre tierra.

Proceso de Liberación de la Madre Tierra

Asociaos, pues, de comuna a comuna; que la más débil disponga de la fuerza de todas. Además, debéis hacer un llamamiento a todos los desheredados de las ciudades, a los que tal vez se os ha enseñado a odiar, pero que es preciso amar por ser ellos los que mejor sabrán ayudaros a guardar la tierra y reconquistar lo que se os ha quitado. Con ellos os podréis lanzar al ataque contra el enemigo que os amenaza, podréis derribar los cercados, y con ellos podréis formar la gran comuna de hombres libres, donde se trabajará en concierto para vivificar y embellecer a nuestra madre tierra, y ella nos recompensará haciéndonos felices a todos”

-Eliseo Reclus-

Invisibilizado por los medios de comunicación hegemónicos, el proceso de liberación de la Madre Tierra que se viene dando en el valle geográfico del río Cauca, especialmente en los municipios de Corinto y Caloto, tiene entre sus antecedentes más importantes cuando por allá a inicios de los años 70 se inician algunas recuperaciones de tierras ancestrales rescatando el legado de Manuel Quintin Lame, hecho que convoca a los cabildos indígenas en la conformación del consejo regional de Cauca que se fundamenta en la premisa de que “indio sin tierra es indio muerto”. Ya para la década del 80 se consolidan los territorios recuperados bajo el liderazgo vital del sacerdote Nasa Álvaro Ulcué Chocué, quien fuera asesinado, por las inclementes balas del establecimiento. Suceso que precede a la incursión narco-paramilitar que se da en noviembre de 1991 con la complacencia estatal donde son asesinados 20 comuneros y comuneras. Posterior a ello y de manera fluctuante la dinámica se mantendrá hasta que en el 2005 ya no solo se habla de recuperaciones de tierra sino que estas mismas se inscriben en un proyecto a largo aliento que se conoce como “la liberación de la madre tierra”. Desde allí hasta hoy en día, se suceden varios hechos significativos entre los cuales el que reviste mayor trascendencia por los intereses que se trastocan es el acontecido el 14 de Diciembre del año 2014, en el que varias indígenas se tomaron 4 fincas productoras de Azúcar que poseen varias hectáreas dedicadas al monocultivo pertenecientes en el papel vía usurpación territorial a la multinacional INCAUCA, la cual hace parte del emporio Ardila Lulle[1]. En palabras de una indígena nasa comunera de un resguardo de Corinto, Cauca:

 “Estamos  repartidos en estas haciendas. Cuando nos asentamos fue por los incumplimientos del gobierno hacia nosotros, como consecuencia y obligación por las masacres que ha cometido. Nuestra presencia allí es para presionar al gobierno. Estuvimos pacíficamente hasta enero con personal del ingenio INCAUCA; actual dueño de las haciendas. Se les dijo que íbamos a trabajar la tierra. Ellos no podían tomar decisiones pero actuaron como puente con los dueños”.

Así pues como ya lo mencionamos, este conflicto no data desde hace un año, por el contrario hace parte de una lucha de siglos por el territorio y la autonomía de los pueblos indígenas. Remitirnos a ella tiene su razón de ser porque nos plantea grandes derroteros para el movimiento social que se enfrenta a los mismos intereses capitalistas, esta vez en forma de monocultivos, que representan los intereses de las multinacionales extractivistas que están destruyendo los territorios de comunidades indígenas, campesinas y afros.

La propuesta de tomarse las tierras que desde tiempos remotos han habitado estas comunidades se ha venido desarrollando en el marco de la colectivización de las tierras, que al igual que la España del 36, propende por un modelo de producción campesina colectiva, donde se produzca de acuerdo a la necesidad de la comunidad que explota la tierra. Estas formas de producción colectiva son la punta de lanza de un nuevo –pero milenario- modelo de sociedad, que instaure en sus habitantes prácticas más solidarias y fraternas, tanto en hombres y mujeres como en la relación con la misma tierra.

Por todo lo anterior estudiar, impulsar y desarrollar estas luchas debe ser una de las tareas para afrontar el año que viene, que pasa por entender en nuestros territorios que el proceso de “liberación de la Madre Tierra” o la colectivización de la tierra es un asunto primordial en la lucha contra el cambio climático; por ende en la lucha contra el Estado y el modelo capitalista imperante. Superar las consignas que se vienen repitiendo sin tierra fértil en nuestro contexto es una tarea a resaltar en el movimiento anarquista que venimos forjando en nuestro territorio.

[1]                     http://www.nasaacin.org/informativo-nasaacin/3-newsflash/7442-az%C3%BAcar-manchado-de-sangre-del-norte-del-cauca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s