Siembra Bosque de la Memoria “Dubán Felipe Barros”

Minientrada Posted on

El pasado Jueves 05 de Agosto se cumplieron dos meses de la desaparición del Dubán Felipe Barros, joven de 17 años que fue encontrado sin vida en un caño contiguo al Portal de la Resistencia. Dicha fecha fue la escogida por su familia, y las colectividades e individualidades que hacen parte de la iniciativa “Circuitos de la Memoria del Portal de la Resistencia” para llevar a cabo una actividad reivindicativa que contó con la siembra e inauguración del “Bosque de la Memoria Dubán Felipe Barros”, además de un acto litúrgico y una velatón que se trasladó desde la entrada del “Portal de la Resistencia” hasta el punto en el que fue encontrado el cuerpo de Dubán.

Liberación de la Madre Tierra en Cajibio, Cauca

Minientrada Posted on Actualizado enn

Nuevo punto de Liberación de la Madre Tierra en Cajibio, Cauca

Desde horas de la madrugada del 30 de julio, comuneras y comuneros de la comunidad Nasa y Misak se encuentran liberando cientos de hectáreas destinadas al monocultivo del pino y eucalipto de la multinacional Smurfit Kappa Cartón Colombia, la cual tiene sus plantaciones en el norte del Cauca, en el municipio de Cajibio.

Las comunidades se encuentran resistiendo pese a la persecución y ataque permanente de la Fuerza Pública y grupos armados no identificados.

¡Liberar la tierra para recuperarlo todo!

ArribaLxsQueLuchan

Homenaje Dubán Barros

Minientrada Posted on

El pasado Sábado de 24 Julio se llevó a cabo un homenaje a la vida de Dubán Barros en las cercanías del Portal del Resistencia, específicamente, contiguo al caño en el que apareció asesinado el joven de 17 años. La actividad se desarrolló en el marco de la iniciativa denominada “Circuito de la Memoria del Portal de la Resistencia” que aglutina colectividades e individualidades en clave de hacer visibles las múltiples violaciones a los DDHH por parte del Estado desde que se inició el Paro Nacional en el mes de Abril, pero a su vez, las formas de resistencia que los sectores sociales han desplegado en el contexto de la movilización. En ésta oportunidad, junto con la familia de Dubán se realizó una olla comunitaria, la pintada de un mural, un panel sobre la criminalización a la protesta, actos simbólicos de memoria, y además, se llevaron a cabo algunas presentaciones musicales que ambientaron la jornada.

20 J – Paro Nacional

Minientrada Posted on Actualizado enn

Compartimos con ustedes el registro fotográfico realizado en el monumento a los Héroes en la ciudad de Bogotá en el marco de las movilizaciones convocadas para el pasado 20 de Julio.

A 45 días del estallido social en la región colombiana

Minientrada Posted on Actualizado enn

*Artículo enviado a la Agencia de Noticias Anarquistas el pasado 13 de junio:
https://noticiasanarquistas.noblogs.org/post/2021/06/15/45-dias-de-agitacao-social-na-regiao-colombiana/.

En la región colombiana tiene lugar un estallido social que ya cumple 45 días de movilización permanente a lo largo y ancho del territorio. Como ha sucedido en diversas ocasiones, la movilización ha estado marcada por el terrorismo de Estado que se ha tenido en diversas manifestaciones, pasando por la brutal represión a las movilizaciones a manos de la Policía Nacional, montajes judiciales y asesinatos sistemáticos. Desafortunadamente, estas situaciones no son nuevas en el país, pues el Estado colombiano se caracteriza por tener íntimas alianzas con el paramilitarismo y el narcotráfico. Como ejemplo de lo anterior, podemos mencionar que, en el año 2020 se ejecutaron 76 masacres con un saldo de 272 personas asesinadas, según las cifras oficiales la Oficina de la Alta Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH); desde el 28 de abril -día en que inició el paro nacional- hasta el 11 de junio, la Campaña Defender La Libertad indica que hay 78 personas asesinadas, 3086 detenciones arbitrarias, 84 personas desaparecidas, 79 víctimas de heridas en los ojos y 106 casos de violencia sexual, cabe mencionar que, en su mayoría estas acciones han sido perpetradas por la fuerza pública y civiles armados a través de estrategias paramilitares.  

Como respuesta al estallido social, el Estado en cabeza del presidente Iván Duque ha establecido el guión de siempre que refuerza el discurso del enemigo interno, señalando a lxs manifestantes como vándalxs bajo ordenes de grupos armados ilegales. El tratamiento que se le da a la protesta social es crear un escenario de una guerra frontal contra las organizaciones étnicas, campesinas, barriales, estudiantiles y sindicales que se han mantenido en movilización constante contra años de políticas criminales de los gobiernos de turno que han estado bajo el mandato deÁlvaro Uribe Velez, expresidente investigado múltiples veces por crímenes de lesa humanidad como los mal llamados “Falsos Positivos”, es decir, ejecuciones extrajudiciales de civiles asesinados por las fuerzas militares para presentar resultados y obtener beneficios, la cual, según la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), llega a una escandalosa cifra de 6402 asesinatos.

Leer el resto de esta entrada »

Primeras línea y organización barrial

Minientrada Posted on Actualizado enn

Desde los primeros días del Paro Nacional, el cual tiene sus inicios en las calles el 28 de Abril, centenares de personas se han visto con escudos improvisados, guantes de carnaza, cascos de seguridad industrial y gafas antiempañantes de seguridad. Esta imagen, muy común ultimamente en las manifestaciones populares en distintos barrios y hasta carreteras de la región colombiana. 


Son las Primera Línea, grupo de  defensa colectiva, organizado -en ocasiones, espontáneamente- por hombres y mujeres que han decidido estar enfrente de los ataques de gases lacrimógenos, aturdidoras y hasta balas del ESMAD, Policía y Ejército Nacional, incluso, desde el 14 de mayo ha hecho presencia en el Portal Resistencia (antiguo Portal Américas) las Mamás Primera Línea, mujeres que han tomado la iniciativa de integrar la Línea de enfrente, engrosando la fiesta de la manifestación social. 

Leer el resto de esta entrada »

Las victorias se consiguen en la calle

Minientrada Posted on

MAYORÍAS DEL SENADO VOTAN NO A LA SALIDA DE MOLANO

Luego de los dos debates de Moción de Censura llevados a cabo el 24 y 25 de mayo en el Congreso y posteriormente en la Cámara de Representantes, hoy 27 de mayo se realizó la votación para darle viabilidad o no a la Moción. Sin embargo, esta tuvo 31 votos a favor y 69 en contra (votos del Partido Conservador, Centro Democrático, Liberal, Cambio Radical, Colombia Justa & Libre, de la U y MIRA) lo que significa, continúa Diego Molano en el Ministerio de Defensa.

Lo anterior, reafirma la convicción plena que las victorias se consiguen en la calle, en los barrios y veredas, con la movilización y organización popular.

#ArribaLasQueLuchan
#ComunicaciónParaLaContrainformación

USA REDES SEGURAS*

Minientrada Posted on Actualizado enn

#ParoNacionalIndefinido

La protesta social necesita herramientas en todos los campos, pues el Estado nos lleva la delantera con tecnología, recursos y logística, sin embargo, desde abajo y desde el apoyo mutuo, la solidaridad y la creatividad popular, podemos complicarles el seguimiento y la vigilancia gracias a la autodefensa informática que desde muchas partes del mundo han venido construyendo.

Compartimos algunas herramientas sencillas y fáciles de manejar para continuar con la lucha social desde los medios, desde los rincones donde se encuentren o desde las calles en línea de frente.

Cuidarnos y protegemos siempre será nuestra responsabilidad. Para mayor información escríbenos a subversioncolectivo@riseup.net

¡Arriba las que luchan!

Balas contra piedras – Paro Nacional Indefinido – 28A

Minientrada Posted on Actualizado enn

Por quinto día consecutivo, calles y carreteras a lo largo y ancho de Colombia han sido tomadas por los sectores históricamente explotados, quienes exigen y buscan tumbar la Reforma Tributaria del gobierno latifundista y paramilitar de Iván Duque.

Sobran las razones para la movilización e indignación popular, pues el país sufre una grave crisis en materia de DDHH, siendo asesinado en promedio un activista/líder social diariamente; despojo de tierras a comunidades rurales; abuso policial; aspersión aérea con glifosato y el desconocimiento de la consulta previa; reconfiguración de grupos armados paramilitares; derroche de dinero público y 6402 razones más.

Ahora, en el marco de las manifestaciones por el Paro Nacional Indefinido que inician el 28 de abril, la Policía Nacional en compañía con ESMAD, GOES y Ejército Nacional han disparado sus armas de fuego en escenarios sucios y deplorables como lo es suspender el alumbrado público o encerrar estrategicamente manistantes, dejando un saldo de 21 personas asesinadas según DDHH (fuentes Temblores ONG y Campaña Defender La Libertad).

El uso desmedido de la fuerza es inconcebible, balas contra piedras jamás será proporcional ante comunidades que resisten con alegría y dignidad.

¡Arriba las que luchan!

¿La protesta en el arte? ¡El arte en la protesta!

Minientrada Posted on Actualizado enn

“Ni un minuto de silencio. ¡Ya no más! Desde el arte y la conciencia no nos pararán”.
Felo de Los hijos de los días en Toque de Queda

No es un secreto que la modernidad ha modificado y puesto en discusión paradigmas que se asumían como absolutos e inamovibles dentro de las sociedades: el arte y sus preceptos no han sido la excepción ante las trasgresiones que se han o no malogrado con el paso del tiempo. Es así como los defensores de que “La finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, no el copiar su apariencia” decidieron luego pensar que “el arte debía ser sólo arte por sí mismo”. Sin embargo, y gracias al espectro tan amplio constituido por estas épocas, se logró descifrar y asumir el arte desde otras posturas y ¿por qué no? Disidencias de lo establecido; y se le adjudicaron adjetivos y propósitos que abarcaban desde lo didáctico hasta lo ideológico.

Tal es el caso del muralismo que tiene sus primeros pasos en la antigüedad cuando los primeros seres humanos o nuestros ancestros plasmaron imágenes o símbolos en las cuevas, como así se ha evidenciado gracias a descubrimientos e investigaciones arqueológicas alrededor del mundo, donde la pintura -producida a partir de semillas, plantas o árboles- se utilizó para comunicar, informar o realizar actividades de acuerdo a su cosmovisión y el diálogo entre los mundos espirituales. No obstante, desde una postura política y trasgresora, un poco más cerca de nuestro país, en México, el muralismo data su inicio en 1920 con varios exponentes como José Clemente Orozco y David Alfaro; y llevando la batuta en la representación no solo pictórica sino también estética de las mujeres en la contemporaneidad tenemos a Leonora Carrington y Maris Bustamante quienes, por pintar paredes con alusiones a la justicia social lograron causar un revuelo a nivel internacional y dieron comienzo a un movimiento social y político en esta y en otras partes del mundo.

Leer el resto de esta entrada »

Holmes Trujillo y su legado de muerte

Minientrada Posted on Actualizado enn

El 26 de enero murió Carlos Holmes Trujillo, Ministro de Defensa del Gobierno de Iván Duque en el Hospital Militar Central como consecuencia de la infección del virus SARS-Cov-2. Deja un legado de muerte, sangre y dolor durante su carrera política, especialmente como Ministro de Defensa en el periodo del 16 de noviembre de 2019 al 26 de enero de 2021; el luto nacional por su partida desde el Gobierno Duque no puede ocultar lo que en vida legitimó, ocultó e impulsó con el asesinato de jóvenes, líderes sociales y firmantes del Acuerdo de Paz, así como con las masacres registradas durante la responsabilidad que asumía al frente de la Fuerza Pública.

Carlos Holmes Trujillo García creció y se formó bajo un entorno político de carácter liberal gracias a su padre Carlos Holmes Trujillo Miranda, quien fue congresista y líder político del Partido Liberal en el Valle del Cauca. Trujillo García se incorporó también a la vida política en la década del 80 -en la misma colectividad donde había participado su padre-, para tomar posesión de cargos públicos en diferentes sectores desde entonces, entre esos, alcalde de la ciudad de Cali y constituyente en el 91.

Leer el resto de esta entrada »

Persecución y criminalización sistemática a las universidades públicas en Colombia

Minientrada Posted on Actualizado enn

Dentro de las universidades públicas en Colombia, hacen presencia diversidad de expresiones organizativas que, a partir de diferentes estrategias encaminan su accionar hacia la transformación social. A través de múltiples mecanismos de talante contrainsurgente, el Estado colombiano ha emprendido una clara y sistemática persecución hacia todo lo que tenga tinte de pensamiento crítico, pues parece ser que su objetivo es preservar el orden establecido que condena a la miseria al pueblo colombiano. Al ser reconocido como un lugar de reflexión, cuestionamiento y constante crítica, las universidades públicas han sido blanco del terrorismo de Estado. 

La persecución a miembros de la universidad pública, ha sido legitimada sirviéndose de ideas que han sido instaladas en el imaginario colectivo por los mismos medios de comunicación masivos que pertenecen a grandes grupos económicos que están en manos de la clase dominante del país como, por ejemplo, Ardila Lule (RCN) y Santodomingo (CARACOL). En correspondencia con ello, se ha apelado a vincular de manera indiscriminada a integrantes de  las universidades públicas  con organizaciones insurgentes, muestra de ello, encontramos a manera de ejemplo una entrevista[1] realizada por Juan Pablo Calvás, periodista de la W Radio de Caracol Radio, a César Barrera, uno de los implicados en el Caso Andino que recientemente fue dejado en libertad. En la entrevista Calvás pregunta de manera incesante a César Barrera por su supuesta relación como estudiante de la Universidad Nacional y los grupos ilegales, se le escucha decir: “César, estando usted en la universidad alguna vez conoció o se le acercó a alguien para invitarlo a formar parte de una célula urbana de un grupo ilegal?” tras la respuesta negativa del entrevistado, insiste “pero usted reconoce que en la Universidad Nacional existen estas personas”, todo esto siguiendo el objetivo de vincular al estudiante con grupos beligerantes y seguir alimentando el sesgo y los estereotipos que recaen sobre la Universidad Nacional y, en general, las universidades públicas como formadoras de terroristas. Otro ejemplo de esto se dio recientemente cuando en un documento leído ante un juez por el fiscal Miguel Olaya que buscaba que Natalia Trujillo -vinculada también con el Caso Andino- sirviera de testigo en este mismo caso, se menciona lo siguiente: “la ciudadana Trujillo Novoa fue estudiante egresada de la Universidad Nacional de Colombia, graduada como abogada, y por esta condición conoce desde su interior la estructura y funcionamiento del Ejército de Liberación Nacional (ELN), así como otras personas que hasta este momento no han sido identificadas, ni individualizadas, ya sea por la Fiscalía o por los Organismos de Seguridad del Estado”[2], frente a esto, la Universidad Nacional solicitó a la Fiscalía rectificar lo dicho, pues claramente es irresponsable y estigmatiza a estudiantes y egresados de la universidad. 

Lo anterior es sólo una muestra del incesante afán de los medios de comunicación masivos por justificar el accionar y los montajes orquestados por la Fiscalía en conjunto con otras instituciones como la Policía Nacional, pues como se mencionaba anteriormente, es necesario legitimar ante la opinión pública este tipo de acciones. En ese sentido, se instala en el imaginario colectivo que, casi que por lógica, las personas vinculadas con las universidades públicas tienen tendencias terroristas, por consiguiente, se aceptan sin cuestionamiento alguno los montajes judiciales y demás ataques emprendidos contra estas personas. 

En el prólogo realizado por el profesor Renán Vega al libro Universidades Bajo S.O.Specha: represión estatal a estudiantes, profesorado y sindicalistas en Colombia (2009-2019)[3], se enmarcan dentro del terrorismo de Estado la persecución, estigmatización, criminalización y demás ataques de los que son blanco las universidades públicas, pues señala que: “la conversión mercantil de las universidades públicas no ha logrado eliminar la labor independiente y autónoma de sectores de profesores y estudiantes, que reflexionan sobre los problemas del país y no se resignan a consumir mercancías educativas. Por dicha circunstancia, se mantiene el asedio y persecución del Terrorismo de Estado con sus múltiples tentáculos (armado, judicial, mediático…), lo que ha dado como resultado que en los últimos años, al tiempo que se mercantiliza la universidad pública, aumenten las presiones (que cuentan con colaboradores internos en las universidades) para perseguir y criminalizar a los profesores y estudiantes que se niegan a reconocer la falacia de que vivimos en el mejor de los mundos posibles y que ese tipo de universidad es lo mejor que nos podría haber pasado, para nuestro bien y el del país.” En ese sentido, consideramos importante resaltar las modalidades mediante las cuales se ha reprimido a las universidades públicas, que también se mencionan en el libro y son esbozadas por El Espectador.[4]

En primer lugar, se hace mención a la infiltración paramilitar en las universidades públicas, particularmente en la región Caribe. Estudiantes y docentes de la Universidad del Atlántico, del Magdalena, de Córdoba y la Popular del Cesar fueron asesinados por paramilitares. Uno de los casos mencionados es el de la Universidad de Córdoba, que el entonces comandante paramilitar, Salvatore Mancuso dio la orden de tomarse a sangre y fuego; asimismo, usó su poder para poner y quitar rectores a su antojo. Por otra parte, en la Universidad del Magdalena hay un edificio que “pertenece” al comandante paramilitar Jorge 40, pues es sabido que los dineros con los que fue construido venían de los negocios del paramilitarismo. 

En segundo lugar, se hace referencia a las desapariciones forzadas y las ejecuciones extrajudiciales. El caso mencionado en este apartado refiere a la masacre de Mondoñedo, cometida en 1996 por agentes de la DIJIN de la Policía Nacional, en esta, fueron desaparecidos y posteriormente asesinados cuatro estudiantes de la Universidad Distrital; el mismo día, asesinaron a dos estudiantes más. Estos seis estudiantes habían sido señalados por la DIJIN como integrantes de la Red Urbana Antonio Nariño de las FARC-EP. Por este suceso fueron condenados tanto los agentes responsables del hecho, como la nación. 

Posteriormente se hace alusión a los montajes judiciales, tomando como ejemplo el caso de Mateo Gutiérrez León, un estudiante de sociología de la Universidad Nacional que fue capturado en el año 2017 y presentado como responsable de la explosión de una bomba panfletaria en Bogotá. A pesar de que Mateo logró demostrar su inocencia después de dos años de estar privado de la libertad, el Estado no ha hecho una rectificación de estas acusaciones, aun cuando en su momento hasta el presidente Juan Manuel Santos celebró la captura y le señaló como responsable de hechos de terrorismo en Bogotá. 

Finalmente se habla de la brutalidad policial haciendo mención a casos como el de Jhonny Silva, un estudiante de la Universidad del Valle que fue asesinado en medio de una incursión por parte del ESMAD en el campus universitario. En 2017 el Consejo de Estado condenó al ESMAD por este hecho y les obligó a pagar $700 millones por su responsabilidad en el asesinato de Silva. Recientemente también podemos mencionar el caso de Miguel Ángel Barbosa, estudiante de la Universidad Distrital que fue asesinado por el ESMAD en el año 2016 cuando se adelantaba una jornada de protestas en inmediaciones de la facultad tecnológica de esta misma universidad. 

Lo mencionado anteriormente recopila algunos de los mecanismos más usados en la persecución sistemática contra las universidades públicas y quienes las conforman, evidenciando que uno de los mecanismos más frecuentes en los últimos años han sido los montajes judiciales. Bajo la lógica del enemigo interno, el Estado y los medios de comunicación masivos siguen trabajando en conjunto para perseguir y criminalizar a quienes cuestionen o pongan en peligro los intereses de las clases dominantes del país, sirviéndose de las ideas que han ido formando en la opinión pública para legitimar la estigmatización que recae sobre las universidades públicas y sus miembros. Por lo anterior, puede afirmarse que las ‘cacerías de brujas’ orquestadas por la Fiscalía para mostrar resultados tienen ya un blanco fijado. Según la Unidad de Investigación Periodística del Politécnico Grancolombiano, “entre enero de 2000 y febrero de 2018, en Colombia se abrieron, aproximadamente, 10.471 procesos judiciales a jóvenes entre los 15 y los 25 años de edad, por los delitos de rebelión y terrorismo. Del total de casos, 4.155 (39,6%) no llegó a una investigación. Solo 853 jóvenes (8,1%) tuvieron un juicio y, de ellos, apenas 491 fueron hallados culpables. Es decir, en 17 años, el Estado no ha logrado demostrar la culpabilidad del 95% del total de jóvenes señalados por rebelión y terrorismo, entre los que cuentan casos que ya se cerraron, unos pocos que esperan todavía un fallo, o que fueron declarados inocentes.”[5] A pesar de las cifras alarmantes, no parece haber interés alguno por parte del Estado en esclarecer los hechos, en rectificar las acusaciones realizadas contra las personas afectadas, es decir, el terrorismo de Estado sigue gozando de total impunidad. 

Ante este panorama, resaltamos la importancia de fortalecer y visibilizar los medios alternativos y de contrainformación, pues sabemos que el Estado ha actuado en complicidad con las grandes corporaciones de la comunicación para posicionar imaginarios que legitiman la represión a las expresiones de los movimientos sociales. Resultan más que necesarios medios de comunicación en manos de sectores desposeídos, que cuestionen las ideas y la propaganda de la clase dominante, que visibilicen sus problemáticas y aporten en la construcción y el fortalecimiento de redes de apoyo y solidaridad. Ante el terrorismo de Estado, la resistencia y la solidaridad se presentan como única salida, pero no la resistencia entendida como sinónimo de soportar sino una resistencia cargada de creatividad para hacer frente al aparato estatal y sus diversos mecanismos de persecución y criminalización, que pretenden eliminar o desarticular cualquier proceso que ponga en riesgo los intereses de las clases dominantes.

¡Terrorista el Estado que desaparece, persigue, encarcela y asesina!


[1]  Para ver la entrevista dirigirse al siguiente link: https://www.facebook.com/watch/live/?v=306037693734501&ref=watch_permalink

[2] Dirigirse a: U. Nacional pide rectificación de la Fiscalía por ‘estigmatización’

[3] Recuperado de: https://rebelion.org/docs/259696.pdf

[4] Dirigirse a: Así se ha reprimido a las universidades públicas en Colombia

[5] Dirigirse a: estudiantescolombia