Feminismo/Antipatriarcado

VIOLENCIA OBSTÉTRICA: UNA VIOLENCIA SILENCIOSA CONTRA LA MUJERES

Minientrada Posted on

obstr0

Puede que me arresten, me procesen y me metan en la cárcel, pero nunca me callaré; nunca asentiré o me someteré a la autoridad, nunca haré las paces con un sistema que degrada a la mujer a una mera incubadora y que se ceba con sus inocentes víctimas. Aquí y ahora declaro la guerra a este sistema y no descansaré hasta que sea liberado el camino para una libre maternidad y una saludable, alegre y feliz niñez”.

Emma Goldman(1916)

Este texto está dedicado a todas aquellas mujeres de que alguna u otra manera han sufrido el maltrato de un sistema excluyente, machista, degradante y que en consecuencia, sus vidas han estado marcadas por las huellas de esta violencia que permean hasta hoy sus recuerdos y sus cuerpos. Por todas ellas, por las que vienen, por la libertad de decidir y denunciar, por una maternidad libre y sin prejuicios.

La violencia contra la mujer, es indiscutiblemente uno de los pilares más importantes del sistema capitalista, en términos de socavar sus libertades colectivas e individuales, imponiendo comportamientos, actitudes, prototipos e imaginarios de mujer que sin más, terminan empeorando las relaciones de desigualdad que sustentan al sistema mismo en clara contravía del florecimiento de todas aquellas mentes que se piensan la transformación de su propia realidad a partir de la construcción de nuevas formas de relaciones tanto sociales, como políticas, culturales y económicas. La mujer, históricamente oprimida y víctima de un sinnúmero de agresiones a su integridad física, psicológica, social y económica ha resistido los golpes de una sociedad educada bajo los cimientos del egoísmo, la exclusión, la competencia y la violencia desmedida; de allí, importantes movimientos y asociaciones libres de mujeres que buscaron – y buscan – abatir desde las prácticas cotidianas y la denuncia global del capitalismo y – para quienes aún no son conscientes de ello- del maltrato en todas sus formas contra la mujer que generen su apabullamiento, sumisión y silenciamiento.

Es habitual encontrar a diario en los titulares de noticias referencias de esto: violaciones, asesinatos, golpizas, amenazas, persecuciones, abusos de poder, quemas con ácido, etc., los cuales de alguna u otra forma, con los años han logrado posicionar las denuncias en un lugar mucho más alejado del silenciamiento al que se sometía este ejercicio décadas atrás, ahora es mucho más viable, pero también parece ser, mucho más común el ejercicio de la violencia contra la mujer. Parece ser, que esta ha permeado todos los contextos de la vida: familiar, sentimental, social, laboral, todas con un infinito listado de denuncias, mayoritariamente hasta hoy, impunes.

Sin embargo, existe no como algo nuevo, una práctica que cuenta aún con muy pocas denuncias: La violencia obstétrica, la cual se practica contra todas aquellas que, de alguna u otra forma, independientemente de su contexto, se encuentran en un estado de vulnerabilidad lleno de hermosas transformaciones: el embarazo. Es a partir de este proceso, en el que la mujer empieza a recibir serios vejámenes contra su integridad y la del ser que lleva en su vientre, que, hasta el día de hoy, se han convertido en prácticas que aparte de ser violentas, se han normalizado y silenciado, tal vez por miedo o por ignorancia. Por esto, la importancia de definirla para poder denunciarla.

¿Qué es la violencia obstétrica? – Definirla es reconocerla y denunciarla.

La violencia obstétrica es toda violencia o maltrato que sufre una mujer durante el tiempo de embarazo, parto y puerperio1, por tanto es considerada por la OMS como violencia de género. Este tipo de maltrato es efectuado generalmente por los profesionales de la salud que atienden a la mujer en cada una de estas etapas, pasando tanto por una violencia psicológica atravesada por el señalamiento, burla y cuestionamientos del embarazo de la misma, como por la violencia física a la que haremos referencia más adelante. La violencia obstétrica se evidencia desde el momento en que la mujer deja de ser un sujeto activo en un momento trascendental, crucial de su vida, para ser un objeto al que se interviene y domina las veces y de las formas que crea necesario el personal médico, en relación asimétrica con la mujer, deshumanizando su voluntad, su dignidad, dejándola en un estado de obediencia y subordinación, alejándola de todo poder sobre su cuerpo y desnaturalizando el parto al procurar, por ejemplo, adelantarlo del tiempo natural que este necesita.

La coordinadora General de la Red Latinoamericana y del Caribe por la humanización del parto y del nacimiento, Gilda Vera señala: “El parto es algo que le pertenece a ella. Todo lo que el equipo de salud haga para que no sea absolutamente natural, es violencia. (…) Hacer intervenciones innecesarias, romper la bolsa cuando no se debe, apresurar el parto es violencia obstétrica”2. Este tipo de violencia, se ha naturalizado por el mundo entero, las mujeres creen que este proceder es normal como evidencia indiscutible de la experiencia del profesional médico que la “atiende”, pero, lo cierto es que la carga psicológica que imponen sobre la mujer, en momentos de vulnerabilidad física y emocional es tan fuerte, que muchas veces ella se siente culpable de su propio embarazo, y que por esto, a modo de karma debe sufrir las consecuencias y aguantar cualquier señalamiento y dolor. Es por ello, que la violencia obstétrica ha logrado reinar en los hospitales, en las salas de parto con total impunidad, convirtiéndose en una de las violencias de género más silenciosas en nuestro tiempo.

Se hace necesaria definirla, pues sin esto, será difícil denunciarla. Apenas hace un tiempo algunos países lo han logrado, o han dado, por lo menos, los primeros pasos para hacerlo:

En América Latina luego del Congreso “Humanización del Parto y el Nacimiento”, realizado en Ceará, Brasil en Noviembre del año 2000, se formó la Red Latinoamericana y del Caribe para la Humanización del Parto y el Nacimiento (RELACAUPAN) que agrupa y pone en contacto a redes nacionales, agrupaciones y personas, y “que propone mejorar la vivencia del parto y la forma de nacer”. Esta red es la que ha motorizado que en Mayo se organice, en todos los países de la región, la “Semana Mundial por un Parto Digno y Respetado” (…) Venezuela promulgó la “Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia” (19 de Marzo de 2007), por otra parte, Argentina tiene la Ley de Protección Integral de las Mujeres – Ley 26485 (11 de Marzo de 2009) y diseñó el “Test de Violencia Obstétrica” que identifica estas prácticas rutinarias sobre las mujeres en este país. Posteriormente, México a través del liderazgo de la organización El Parto es Nuestro, se involucra al tema desde el 30 de 20 Abril del 2014. Finalmente, Chile elaboró un proyecto de Ley que penaliza la violencia obstétrica a partir de las investigaciones realizadas por el Observatorio de Violencia Obstétrica”3

Colombia por su parte, apenas está en proceso de definición, para reafirmarla, informar y poder así denunciar. Sin embargo, es importante reconocer y aclarar que la vía legal no debe ser la que marque la ruta para denunciar públicamente este tipo de violencia, debe ser el esfuerzo mancomunado de la sociedad por informarse, reconocerla y por qué no, emprender campañas voz a voz ,para dar a conocer a muchas que este tipo de violencia existe y que debe ser denunciado.

Violencia psicológica, un trato deshumanizado.

Como ya se ha mencionado, la violencia obstétrica ha logrado normalizarse en distintos sectores de la sociedad, debido al comportamiento descontextualizado del cuerpo médico “especializado” en atender los partos evidenciándose en los siguientes comportamientos por parte del mismo: gritos, cuestionamientos, comentarios humillantes, infantilización de la mujer o evasión de las preguntas que ella tiene durante el embarazo, parto y puerperio. En algunos casos, mujeres han sido amarradas a las camas para evitar que sus movimientos cargados de desespero molesten a las demás madres que comparten con ella la sala de partos, por lo mismo les prohíben gritar. Asimismo, distintas actitudes cargadas de odio e indiferencia son prácticas comunes, como la utilización de frases inhumanas que señalan lo siguiente con un frescura desmedida : “Con esto, no vas a querer más hijos” o “Quién te mandó a abrir las piernas”; a su vez, la realización de tactos inescrupulosos por médicos y unos 5, 6, 7, 8 aprendices que ven a la mujer como el objeto que todos pueden tocar para aprender mejor la obstetricia… dejan a la mujer en un grado de inferioridad que tal vez nunca haya tenido que vivir en su vida y que en el momento más especial de la misma ha tenido que hacerlo, lamentablemente.

Una mujer cuenta: “Estamos semidesnudas, en presencia de extraños, muchas veces solas, en espacios que nos son desconocidos y en los que no ejercemos ningún poder, en posición de sumisión total: con las piernas abiertas y levantadas, tumbadas contra la espalda, con los genitales expuestos y está en juego nuestra vida y la de nuestros hijos.”4

Por otro lado, es violenta la forma en la que el/la hija es separada bruscamente de la madre al nacer, sin dejarla vivir ese momento único y maravilloso, en la que los lazos de amor creados desde su barriga buscan materializarse con la necesidad de un primer abrazo. Está comprobado científicamente que esto ayuda a las relaciones de apego y beneficia al bebé en el control de la temperatura y regulación emocional.5 Esto nos lleva a pensar que se hace necesario recordar, por más ridículo que debiera ser, que el nacimiento de un ser y de su madre, requieren todo el respeto del mundo.

Un testimonio cuenta: “Dijo el anestesista ‘Ese es Aner’. Se lo llevaron, lo trajeron vestido y limpio, me dijeron ‘dale un beso’, como si fuera una orden, y se lo llevaron. Estuve tres o cuatro horas en la sala del despertar, no paraba de llorar para que me trajeran al niño, quería darle el pecho. Había cinco pacientes más, una sin útero, yo gritaba que me trajeran al niño. Me decían ‘estás loca’. Vino un celador contando: ‘tranquila, chica, si yo ya he visto a tu niño y es muy bonito.’ ¡Cómo si eso me animara! Todo el mundo lo había visto menos su propia madre.6

A todo esto podemos sumarle que en la mayoría de los casos se les priva a las mujeres de parir junto a su compañero sentimental, padre de su hijo/a o de la persona que ella decida tener a su lado en ese momento, lo cual siembra un desgaste emocional de la madre quien debe no solo resistir el dolor físico de un parto, sino el de saberse sola y sin apoyo.

Violencia física, la mujer como máquina de reproducción.

En el momento del parto, los médicos acuden a la artimaña inhumana de inducir partos por comodidad ya que para ellos, entre más rápido realicen el procedimiento, mejor librados saldrán y con tiempo a su favor, como si la mujer fuese una máquina de reproducir bebés en tiempo récord.

Entre las excusas más mencionadas se encuentran: que la mujer tiene la pelvis muy estrecha, lo que dificultaría un parto natural, o deducciones tales como: “si no dilata rápido, le haremos cesárea”. Se ha naturalizado la cesárea, es como si fuera ‘la otra forma de parir’ cuando en realidad es un recurso médico, que tiene una indicación precisa. A nadie le operan el apéndice por las dudas”, ejemplifica María Pichot, fundadora de la asociación civil Dando a luz.7.

No por capricho la OMS realiza una serie de recomendaciones para los profesionales de la salud y los centros de atención médica, que sorprendentemente rayan con el salvajismo: Por un lado, procurar evitar la maniobra llamada kristeller, que trata de empujar al bebé dentro del vientre para agilizar su nacimiento. Frente a ello, una mujer cuenta: “Me hicieron muchos tactos dolorosos e innecesarios. Una enfermera incluso se sentó sobre mi panza para ver si el bebé bajaba. Al final tuve una cesárea espantosa, me hicieron cualquier cosa. Yo no existía”8. Asimismo, la utilización del instrumento conocido como fórceps9, el cual pone en riesgo a la madre, pero especialmente al bebé cuando este instrumento es utilizado para halarlo desde la cabeza, pudiendo generar daños irreversibles en su cráneo.

De otro lado, evitar la episiotomía, entendida como un corte realizado en la zona perianal para agrandar la apertura de la vagina, practica muy común, especialmente en partos de alto riesgo. Muchas veces esta práctica no es siquiera consultada a la directamente implicada: la madre, a la cual, en situación de vulnerabilidad le practican lo que les parezca más fácil en el momento, sin importar la opinión o posición de ella. De igual forma, el abuso de medicalización sin consulta previa a la madre con el fin de aumentar las contracciones para que estas se produzcan en un lapso de un minuto entre cada una durante aproximadamente 4 horas.

Otra recomendación de la OMS es: no obligar a la madre a parir en posición horizontal o inmovilizada, pues está comprobado que esta posición genera mucho más dolor e incomodidad en la madre y puede resultar también riesgosa para su bebé. Cada mujer debe decidir libre la posición en la que se sienta más cómoda para parir a sus hijos. De esto, se ha construido un saber no-occidentales y des-occidentales a partir de las prácticas de algunas parteras del Pacífico colombiano o indígenas latinoamericanas y doulas10, que más allá de una guía a la hora de concebir un ser, se construye como una convicción política y social de su pueblo. Finalmente, sugiere evitar la maniobra Hamilton, en la que el médico desprende del cuello del útero las membranas que rodean el bebé utilizando las manos o algún otro instrumento con el fin de permitir el desprendimiento que lo mantiene unido al útero.

¿Qué nos queda después de esto?

Sin duda alguna, este artículo es una invitación, un abrebocas para que las personas se motiven investigar con mayor profundidad esta violencia que por lo menos en Colombia, se presenta de manera silenciosa e impune en uno de los momentos más importantes en la vida de una madre. De esta manera, la denuncia como primer paso, urgente y necesaria, que permita o motive a otras madres, mujeres y hombres a denunciarla, así como buscar alternativas para difundirla y generar cuestionamientos de la medicina tradicional que se nos ha impuesto, y así permitirnos pensar que otro tipo de medicina y partos, en este caso, son posibles, que tenemos derecho a decidir libremente si queremos ser madres o no. Si es el caso, a tener una maternidad digna, viva y a la altura del momento, donde la madre, el padre, su hijo/a y su círculo familiar sean partícipes de esta experiencia única. Ejemplos de resistencia y nuevas formas de hacerlo han empezado a vislumbrarse y a reaparecer, como se mencionó con anterioridad con las parteras indígenas y del pacífico, que con un conocimiento popular, saben mucho más de dignidad que los obstetras que tienen una visión machista y egoísta del parto; las doulas por su parte, como apoyo emocional, tan necesario en estos momentos y tan evadido por los centros de salud.

De esta manera, la denuncia deberá ser cada día más efectiva, si abrazamos estas causas como propias y reivindicamos nuestras libertades como mujeres, que piensan, sueñan y transforman, todo por un mundo mejor para vivir.

1 Tiempo después del parto (pos parto), generalmente constituido los 40 siguiente días, conocidos comúnmente como la “dieta”. Momento de especial cuidado para la recuperación exitosa de la madre.

4 ¿Qué es la violencia obstétrica? Algunos aspectos sociales, éticos y jurídicos.[En línea] Francisca Fernández Guillén. Dilemata año 7 (2015), n° 18 , 113-128. ISSN 1989 – 7022.

5 Ibíd.

6 Ibíd.

8 Íbid.

9 Instrumento en forma de pinzas o tenazas que se utiliza en el momento del parto para ayudar a la extracción rápida del bebé, simulando un parto normal.

10 Es una persona capacitada en el parto, que proporciona apoyo emocional, físico y educativo a una madre que está esperando, está experimentando el parto, o ha dado a luz recientemente. El propósito de la doula es ayudar a las mujeres tener una experiencia de parto seguro, memorable, y empoderando.

Anuncios

Un mensaje para los hombres anarquistas – Molly Tov

Posted on Actualizado enn

aDicen que el trabajo de una mujer nunca termina, y me veo aquí escribiendo un artículo que debería estar escribiendo un hombre. Pienso, que tal vez ese dicho puede ser verdad.

Las mujeres han sido analizadas, explicadas , contenidas, ridiculizadas, calladas, usadas, abusadas y violadas por nuestros ‘hermanos’, hombres auto-nombrados anarquistas y auto-proclamados revolucionarios. Todos los hombres anti-sexistas se encuentran listos para saltar encima cuando una persona hace un comentario sexista en un espacio anarquista, pero dejarán escapar esos mismos comentarios cuando estén cerca sus amigos no tan ‘P.C’ (Políticamente Correctos). Hay hombres que gritan su rabia en contra de violadores, pero cuando sus amantes dicen que no, la coerción es algo usual, y no se considera una violación, porque ellos son ANTI-SEXISTAS. Hay hombres que usan la retórica anti-sexista para ligar con mujeres. Hay hombres que desafían a los demás a prestar atención a su propia mierda y cuando alguien lo hace con ellos, activan el modo defensa y se horrorizan de que alguien pueda decir que ELLOS estaban haciendo algo mierdoso, en vez de pensar sobre la situación y empezar a trabajar en ella.

Tod*s nosotr*s sabemos que todos los hombres son sexistas, así como todos los blancos son racistas. Por como es nuestra sociedad, las personas blancas todavía poseen privilegios sobre las personas de color, y los hombres todavía poseen privilegios sobre las mujeres, y una vez nacid*s y criad*s en ese proceso es increíblemente difícil romperlo, especialmente cuando te olvidas de mirar hacia ti mism*. Una vez que los hombres se auto proclaman ‘REVOLUCIONARIOS’, piensan que al conocer que un problema existe, no son parte de el, y sí lo son.

Como siempre, hoy como ayer, el sexismo es un tema secundario. Parece que todo está organizado en cierto orden de importancia – hecho por quien? -. Algo así como “Primero vamos a luchar contra el racismo, pues ya sabemos cómo golpear a los nazis, y entonces después quizá vamos a pensar sobre el sexismo, el capitalismo u homofobia, cualquier cosa de estas que afecte menos nuestros privilegios. Y después de eso, si hay tiempo, y paramos con la cerveza, podemos leer sobre especismo, etarismo, o discapacidad. Como nosotros somos geniales, vamos aprender un poco sobre todo eso para perfeccionar nuestras habilidades para el próximo encuentro”.

¿Que carajos pasó con la igualdad? ¿Cómo fue que algunos ‘ismos’ se hicieron más importantes que otros? una se pregunta. ‘Cómo ser genial en la escena política, y mientras tanto mantener nuestros privilegios tanto como sea posible’ – búsquelo ahora mismo en la librería comercial más cercana-.

Es lamentable cuando llega al punto en que no queremos pensar en nadie además de nosotr*s mism*s o en el status quo del P.C. Lo que me lleva otra vez a la conclusión de que todos esos hombres ‘feministas’, que se preocupan tan amablemente de las mujeres (o por lo menos de fornicar con ellas), solamente lo son hasta el punto en que eso no afecte sus privilegios. Así que yo desafío a los AUTO-PROCLAMADOS hombres anti-sexistas a pensar en verdad sobre cuán lejos van los discursos que ellos proclaman tan bien, si quizás intentarán preguntar a sus mejores amig*s o amantes cuán sexistas son ellos.

¿Te ofendió este artículo? ¿usas tu conocimiento de la opresión de otr*s para hacer un cambio, o solamente para generar una buena impresión? ¿Te sientes desafiado cuando una mujer habla? ¿Has pensado si todo está bien cuando tocas a alguien? ¿Te incomoda cuando una mujer te pide que revises y enfrentes tu propia mierda sexista? Bueno, aguantátelo, tú has elegido el termino ‘revolucionario’, no yo.

Hasta que empecemos a vernos a nosotr*s mism*s como el problema (como parte del problema) y hasta que hayamos verdaderamente empezado a hablar y escuchar los problemas de un*s y otr*s y a trabajar en ellos, el cambio revolucionario quedará siempre como un sueño distante.

Entonces, la última pregunta que queda es ¿Cuantos artículos necesitamos para que los hombres empiecen a trabajar en su propia mierda? ¿No estás cansada de escuchar y leer sobre eso (será que ellos se toman aunque sea un poco de tiempo para pensar en eso)?

¿Quizá Smith e Wesson (1) hacen un mejor trabajo?

Al menos PAREN de considerarse a si mismos ‘revolucionarios’. TÚ NO ERES MI COMPAÑERO.

publicado en la revista anarquista ‘Profane Existence’

1 Smith & Wesson es una marca de armas de fuego, y la frase es uno de sus slogans.

[Video] Recordando a Sergio Urrego

Posted on Actualizado enn

Recordando a Sergio David Urrego from Colectivo on Vimeo.

Seguimos recordando a Sergio David Urrego
Ni perdón, Ni Olvido!!!
[Entrevista a Compañero de la U.L.E.]

[Fotos] Plantón en Memoria de Sergio Urrego / 12 de Septiembre 2014

Posted on Actualizado enn

El pasado 12 de septiembre nos dimos cita diferentes personas conmovidas por el fallecimiento de nuestro compañero anarquista Sergio Urrego, empujado al suicidio por un sistema heteronormativo y autoritario.

Cerca de 300 personas acompañamos el acto, donde hubo una gran participación por parte de colectivos de diversidad sexual, organizaciones anarquistas, estudiantes y familiares así como individualidades que buscaban solidarizarse con el caso, reuniéndose en la entrada del colegio donde estudiaba, en Tenjo (Cundinamarca), donde sus directivas se encargaron de perseguir política y disciplinariamente a Sergio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Reflexión acerca de la partida de Sergio Urrego

Posted on Actualizado enn

“Me parece increíble que tanto que dicen que la institución es nuestro segundo hogar, sea allí el primer sitio donde nos juzgan, a nosotros como estudiantes y a nuestras familias. Se supone que nuestros docentes deben ser unas guías y personas que nos ayuden a mejorar como personas, no que nos difamen o que nos dañen emocionalmente.”

Entrevista a Compañerx de Sergio – http://ulestudiantil.org/Imagenes/Entrevista.pdf

Sergio U

Relatar lo sucedido con Sergio, joven estudiante de bachillerato, que en sus 16 años supo lo que muchas hemos vivido en las aulas –léase Jaulas- que conforman el sistema educativo colombiano: Represión, autoritarismo, persecución, frustración, discriminación y adoctrinamiento.

Sentimientos que se naturalizan al entrar en contacto con una masa inerte de “formadores de pensamiento”: Profesores y directivas de colegios que se crean pensando en estructuras dogmáticas y retrogradas, que enfatizan en la inserción de las personas en un sistema despreciable, más cercano a la tragicomedia que al orden y respeto de valores que dicen promulgar.

Este escrito más que un homenaje a Sergio es una muestra de solidaridad con todos aquellos Sergios a lo largo del sistema educativo colombiano, que sufren en el día a día la estigmatización y la represión por parte de autoridades incompetentes y disfuncionales, que recuerdan más a personajes de ficción o de esas estupidez comedias gringas, que a personas de carne y hueso que han vivido un proceso de formación en pedagogías y que seguramente alguna vez soñaron con un mundo distinto del que están creando.

Lamentablemente tiene que haber muertos para que se pongan en palestra pública, y con esto me refiero a los grandes medios de comunicación y el papel de la educación en una sociedad, de cómo la educación actual deforma mentes y conduce a un status quo de miseria y frustración a las jóvenes que piensan distinto, y no solo por tener una preferencia sexual diferente, sino porque su misma forma de pensar y ver el mundo es diferente, no conocimos a Sergio, pero a lo largo de nuestra experiencia hemos conocido a personas igual que él, personas que se rebelan ante la autoridad, esta vez en forma de sociedad Patriarcal y Machista, pero que también y en consecuencia se rebelan contra un sistema educativo autoritario, que con sus manuales de convivencia, que no son concertados de forma colectiva sino totalmente impuestos, condena una muestra de amor, o en el peor de los casos de pasión o gusto de dos jóvenes que exploran como todas exploramos en esas épocas nuestra sexualidad, porque creemos o vamos entendiendo en el camino como esta sociedad impone, sin consultarnos el gusto que tengamos por una persona, cosa o actividad.

Ahora vemos como los grandes medios de comunicación hacen eco de esta noticia, explotando su morbosidad frente a las preferencias sexuales de un joven, en un contexto de formación como lo intenta llegar a ser un colegio, pero no se atreven a ir más allá. Acá el problema no es solo de tolerancia frente al gusto sexual de una persona, o frente a la inclusión de estas opciones dentro de una sociedad que se cree cada vez más tolerante a la diversidad, el problema también debe profundizarse en la forma en que concebimos la educación, frente a la forma autoritaria en que como personas en constante formación estamos creciendo. ¡BASTA YA!, de las mentiras de que el niño necesita ser educado con valores judeocristianos, acabemos de una buena vez con sus hipnóticas mentiras de que para llegar a una sociedad igualitaria y armónica debemos todas pasar por un proceso de formación único e invariable, que lo dictan los intereses de mercado, creando seres definidos a medida para entrar a la gran maquinaria capitalista. Es hora que veamos que si nos conmueve la muerte de un joven por presiones por parte de directivas, profesores y estudiantes de una empresa que forma entes sin sentido crítico ni capacidad de autoformación, estamos realmente indignadas no con la señora rectora de tan miserable institución, o las profesoras o las mismas alumnas (a pesar de que sean una de las principales causantes de la muerte de Sergio), sino que estamos indignadas con este modelo de sociedad que lleva a que las jóvenes no puedan expresar libremente su sexualidad, o a simplemente experimentar con ella, ¿Es acaso un crimen o motivo de reprimendas que un joven se bese con otro u otra joven?, la señora Amanda Azucena Castillo Cortés, rectora del Gimnasio Castillo Campestre, del cual fue estigmatizado Sergio, dijo a los grandes medios de comunicación que se tenía que reprimir el comportamiento de Sergio y su novio porque ese comportamiento no debía ser presenciado por niñas de menor edad que estaban en presencia de los jóvenes, nosotras nos preguntamos y ojalá tuviéramos posibilidad de preguntarle a tan prestigiosa y llena de valores señora ¿Es que acaso un beso es un acto abominable de relación amorosa? ¿Es perjudicial para un niño pensar que dos personas jóvenes se muestren afecto mediante un beso? ¿Solo las personas con cedula se pueden besar frente a niñas pequeñas? ¿Si presencian que dos hombres se están besando, esto influirá en su aprendizaje cognitivo? ¿Acaso las niñas no salen de un acto como estos? ¿Y aquí si nos vamos de poéticas y decimos es que acaso un niño no debe saber que es el resultado de un beso entre papá y mamá, y que posteriormente esto conllevo a la penetración de un pene en una vagina? ¿O es que es bueno que un niño se le enseñe que viene de un animal diferente al hombre como una cigüeña o una abejita? Acaso en sus malditos programas de televisión que forman igual o mayor que las malditas clases, no ven besos de cariño o afecto, no nos mientan, hasta los malitos teletubbies se dan besos.

¡Basta ya de esa doble moral que nos cobija, es hora de problematizar la educación como tal, es hora de quemar la escuela y a sus profesoras retrogradas!

Invitamos a todas las que nos lean que mañana en clase se levanten con la profesora y le pregunten que hace en su tiempo libre, que le gusta, que odia, le gustan las mujeres, los hombres, los animales, ve porno suave o le gusta más el hardcore, que piensa de la religión, de la ciencia, de la fe y de los valores, tomen susmercedes el curso de su educación, contradigan a las profesoras y pregúnteles como seres humanos porque decidieron ser profesoras, de pronto así recuerden el porqué de un oficio tan bonito como enseñar y aprender.

¡Contra la educación patriarcal, machista y capitalista, educación popular, crítica y anarquista!

Sergio, llevado a la muerte por la autoridad y la discriminación

Posted on Actualizado enn

El 5 de Agosto de 2014 muere Sergio Urrego, un joven de 16 años que no resistió la persecución, discriminación y el rechazo por parte de las directivas del colegio Gimnasio Castillo Campestre. El rechazo se debía a que Sergio llevaba una relación amorosa con una persona de su mismo sexo. Nuestro amigo, como acto político, decidió lanzarse de la terraza del Centro Comercial Titán Plaza, falleciendo el día siguiente.

Sergio U

Sergio David Urrego Reyes, un estudioso, amistoso, bromista y muy maduro pensador; un juicioso Libertario, excelente amigo, muy solidario y entregado anarquista. Hijo de Alba Reyes y Robert Urrego. Nacido y crecido en la ciudad de Bogotá (Colombia). Entró a militar en su primera y única organización el 2 de Marzo de 2013: en la Unión Libertaria Estudiantil, un anarco sindicato que le agrupaba como estudiante, e ideológicamente. Sergio de inmediato ocupó una función importante siendo el secretario de tesorería de la U.L.E. debido a su fenomenal sentido de organización en todo lo que hacía.

Desde que ingresó en esta organización informó de los muchos problemas que había en su colegio Gimnasio Castillo Campestre (y su apéndice Gimnasio Castillo del Norte). Informó sobre los sobrecostos; la irregularidad de tener que comprar suministros a las empresas con las que pactaba el colegio; la falta de profesorado; la discriminación y la persecución que le hacia el colegio a quienes expresaban ideas contestatarias y antiautoritarias -resaltando que Sergio era un muy coherente ateo y libertario-; la prohibición y discriminación a expresar cualquier muestra de amor si se trataba de personas del mismo sexo y la falta de garantías para un aprendizaje crítico y constructivo. Todo lo anterior gracias a la criminalización y el autoritarismo de las directivas y a la moral odiosa que impregna este colegio a pesar de que su proyecto dice basarse en la formación de valores “en un ambiente físico y psicosocial adecuado para lograr un óptimo desarrollo”.

Luego de que todas las quejas de Sergio fueran ignoradas por todo el conducto institucional, hacia mitad del año 2014 el colegio estalló en indignación, cólera e hipocresía cuando descubrieron que nuestro buen amigo Sergio tenía una relación amorosa con su compañero de colegio Danilo Pinzón hace ya tiempo atrás. Ante ese suceso el colegio citó al papá y a la mamá de nuestro compañero (que están separad@s hace años) a entrevistarse con las directivas para “tratar ese preocupante problema”. La mamá, que estaba en ese momento en la ciudad de Cali, voló inmediatamente al saber de esa situación y, con un retraso de 20 minutos con relación a la hora citada y tras la ausencia del padre de Sergio, la señora Amanda Azucena Castillo Cortés, rectora del colegio decide no atender a la madre del compañero Sergio.

Seguidamente comienza una labor sistemática y organizada por parte de la señora rectora y de sus subaltern@s para desgraciar la vida de Sergio. Le discriminan, maltratan y le amenazan repetidas veces con no dejarle entrar a clase. Además de lo anterior, le asignan citas en psicología –tratando sus sentimientos como un problema-; se le niegan los últimos informes académicos -dejamos en claro que estaba a paz y salvo con la pensión, ruta y alimentación, siendo condiciones que impone el colegio para la entrega de resultados- y se le crea día tras día una carga emocional y psicológica que es insostenible y que le lleva finalmente a la muerte.

Era un excelente estudiante que había obtenido unos buenos resultados en el simulacro de la prueba de Estado para ingresar a la educación superior y que tenía un comportamiento intachable (esto se puede comprobar en el libro de seguimiento estudiantil que lleva el colegio). Queda así claro que el colegio no tenía ninguna excusa para estas artimañas mentirosas de persecución, que alimentan en el estudiantado el rechazo y la criminalización hacia nuestro compañero por sus preferencias sexuales.

No contenta la señora rectora con todo lo anterior, hace lo mismo con la pareja de nuestro amigo y con la familia de él. Danilo, seguramente por el temor de que su familia se enterara de sus preferencias sexuales y tras la amenaza de sanciones por este comportamiento amoroso, decide acusar legalmente a Sergio de Acoso Sexual. Además, el colegio se suma demandando a Alba (mamá de Sergio) de Abandono Familiar y decide pedirle a nuestro compañero que abandone la institución.

Alba instaura una queja en la Secretaría de Educación Departamental el 1 de Julio de 2014 pidiendo aclaraciones sobre la violación al derecho a la integridad, a la no discriminación, y dejando en claro las negativas y los ataques que ha sufrido Sergio por parte de las autoridades del colegio y que han llevado al deterioro de su integridad. Al ser este un derecho de petición debe darse respuesta dentro de los 15 días hábiles siguientes, sin embargo la respuesta no ha sido entregada aún, más de un mes después, demostrando la falta de efectividad y posible corrupción entre el sistema.

Las últimas reuniones y conversaciones de nuestra parte con Sergio fueron un par de semanas antes de que sucediera la desgracia. Él nos informó de las demandas legales en su contra y lo ayudamos en todo cuanto pudimos desde el momento en que le conocimos hasta casi un mes antes de su muerte, fecha en que el colegio descubrió su relación amorosa y que su familia le impidió vernos. Además, debido a sus constantes migrañas el neurólogo le formula Valcote, un medicamento excesivamente fuerte con efectos secundarios como sedación, somnolencia, temblores, trastornos emocionales, depresión, psicosis, formación de hematomas y hemorragias.

Sergio agredido, espantado, drogado, decide como protesta y último acto político lanzarse desde el centro comercial TITAN PLAZA dejando antes cartas para las personas más cercanas, y explicitando todo lo que había pasado con su compañero sentimental, así como evidencias para clarificar su inocencia en cuanto a la demanda que le habían puesto. Este fue acto público contra la discriminación, y contra quienes se ensañaron hasta llevarle a la muerte. Cabe resaltar que Sergio no era una persona depresiva –según quienes le conocían desde la infancia-, al contrario generalmente estaba de buen humor, posiblemente el medicamento que estaba tomando también pudo haber influenciado en su decisión.

Actuaremos socialmente y denunciaremos al colegio, su representante legal, a la señora Amanda Azucena Castillo Cortés y a toda persona que se atraviese en el acto de limpiar la memoria de Sergio. Igualmente, denunciaremos al Centro Comercial Titán Plaza por la ausencia de medidas de seguridad. Hacemos responsables también a la familia de Danilo Pinzón y a él hasta que muestren arrepentimiento y solidaridad real en la acción, a la sociedad excluyente, a la moral hipócrita, fría, religiosa y burguesa, y a toda persona que se ensañó contra nuestro amigo para llevarle a la muerte.

Actualmente la fiscalía investiga el caso como un posible homicidio culposo y las directivas del colegio Gimnasio Castillo Campestre hicieron firmar un acuerdo amenazante a los/as estudiantes del curso en el que se encontraba Sergio para que no dieran información a la prensa ni a ninguna organización o persona sobre el caso.

Consideramos que todo esto fue un asesinato premeditado, sistemático, y pseudo-legalizado. Pedimos la colaboración y acción de toda la sociedad que sienta el dolor que sintió nuestro compañero, que sentimos ahora sus amistades, su familia y demás personas que ya se han unido a la acción reivindicativa en el nombre de nuestro compañero. Pedimos también a todas las personas y organizaciones periodísticas, de difusión, de acción LGTBI, ateas, libertarias, de derechos humanos, estudiantiles, y demás que defiendan la libertad y la igualdad en cualquier sector social, y a quien sienta dolor al ver injusticia, a que organicemos, nos informemos y actuemos a favor de no dejar en impunidad esta muerte inducida por el odio, el prejuicio, la discriminación, la intolerancia y la indiferencia.

“… mi sueño el que sigue entero, y sepan que solo muero si ustedes van aflojando. Porque quien murió peleando vive en cada compañer@..”

¡¡¡Compañero y amigo Sergio David Urrego Reyes, luchando te recordaremos!!!


Lea la entrevista realizada a un/a compañera/o.

Related Link: http://www.ulestudiantil.org/Imagenes/Entrevista.pdf

Galería: Feminismo Anarquista, Perspectivas & Experiencias

Posted on Actualizado enn

El anterior jueves 19 de Junio dos compañeras militantes libertarias nos extendieron la invitación para poder construir, debatir y dialogar acerca de las perspectivas y experiencias del feminismo anarquista, evento al cual asistimos cerca de 50 personas.

En la charla las compañeras nos expusieron las experiencias libertarias dentro del anarquismo, destacando los ejemplos de Virginia Bolten -militante libertaria uruguaya impulsora del periódico “La Voz de la mujer”- y Emma Goldman, anarcofeminista conocida por sus escritos e ideas acerca del matrimonio, el amor y el aborto.

Así mismo las personas asistentes tuvimos la oportunidad de dialogar –vía internet- con las compañeras Luna y Gema de La Alzada Feminista, organización libertaria de Chile inserta en las luchas sociales con una perspectiva antipatriarcal, trabajando fuertemente en el movimiento estudiantil, algunas sindicatos y en los territorios.

Los retos y los debates que aún quedan son bastantes, el tiempo, aunque se extendió, no dio para tocar los temas que aun generan discusiones, por eso la invitación es a seguir construyendo este tipo de escenarios desde las aulas, las calles, los barrios y los campos.

Agradecemos a las compañeras por la realización de tal evento y esperamos poder seguir encontrándonos por los caminos de la solidaridad y la autogestión, llevando en alto la bandera feminista y antipatriarcal.

¡Arriba lxs que Luchan!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.